Gaviot's

Blogfolio

Yo robot…., y docente

Leave a Comment

 

sayatherobot

 

La foto nos muestra un aula en una escuela primaria de Tokio, Japón. Los alumnos concentrados en sus tareas y la maestra atenta a sus requerimientos, una típica situación áulica. Pues no, vuelvan a mirar a la docente… Si, es un robot, su nombre es Saya. Cuando leí la noticia en el blog Alt1040 no lo podía creer. Bueno, en verdad, hace rato que se viene desarrollando la tecnología, pero verlo en la realidad, que ya esté pasando, es muy fuerte para mi. Tengo sentimientos encontrados, como docente, como alumna, como humana… Pero vamos a conocer un poco más a esta ¿colega? Como dije, su nombre es Saya, y forma parte de una serie de robots desarrollados por el Profesor Hiroshi Kobayashi, en principio, con el fin de reducir el costo de algunos puestos de trabajo como recepcionistas, secretarias, guardias de tráfico y si, finalmente, como docentes. Como se buscaba mantener algún tipo de interacción humana, los diseños tardaron más de 15 años en desarrollarse hasta probarlos ocupando espacios en la vida real. El robot / humanoide habla diferentes lenguajes y gracias a los 18 motores que la impulsan, puede moverse, caminar, sentarse, o mostrar diferentes expresiones faciales: felicidad, enojo, sorpresa, etc. En el video podemos ver a Saya mostrando sus habilidades junto a su creador.

Hace más de un año un prototipo de Saya comenzó a trabajar en la recepción de la Universidad de Tokio, orientando a los visitantes. Las pruebas se fueron extendiendo, incluyendo a las escuelas primarias, ya que el gobierno de Japón pretende difundir el uso de humanoides a todos los aspectos de la vida cotidiana. Si la inversión estatal en inteligencia robótica se mantiene, estiman que para el año 2015 habrá un robot en cada casa de Japón, y así contrarrestar los efectos que el envejecimiento de su población causa en la disminusión de la fuerza de trabajo, los costos salariales y la producción (en siete años uno de cada cuatro japoneses será mayor de 65 años).

Hasta aquí los datos, que por cierto nos muestran una vez más el asombroso desarrollo de la tecnología. Pero la pregunta sería: ¿puede un robot enseñar? Claro, la respuesta siempre depende del concepto de enseñanza / aprendizaje que tengamos. Si nos fijamos en los trabajos para los cuales fue creada Saya, secretaria, recepcionista, guía de tráfico, la principal misión es informar y guiar. Por lo tanto, este debe ser el sentido que los gobernantes japoneses tienen respecto a la educación, de allí que la interacción que creen necesitar entre docentes y alumnos también es mínima. Así, Saya es perfecta, barata, práctica y sin problemas familiares o gremiales. Otra de las miles de preguntas que me surgen tienen que ver con las características de la sociedad Japonesa. Creo que los cambios no surgen porque si, hay una contexto que actúa como condición de posibilidad. Por eso me pregunto como es esta sociedad, y redoblando la apuesta, ¿como será en el 2015?. Inquietante, muy inquietante.

Un comentario aparte merecen, valga la redundancia, los comentarios de los distintos sitios que visité opinando sobre la noticia. Copio algunos para divertirnos:

Dijo Jack de Argentina: “Pues los está educando, no arrullándolos o cuidándolos. Es una tarea precisa que no requiere sentimientos. Yo opino que el robot está muy bien ahí.”

Dijo Martín de Argentina: “Acá en Argentina, eso es inaplicable, no solo por cuestiones de avance tecnológico, sino porque, aún si tuviéramos la posibilidad de tener dichos “robots” en nuestras escuelas, los alumnos, mínimo, los prenderían fuego.”

Dijo Claudia de Argentina: “Que bueno, porque entre los profesores que tuve y este robot no hay diferencia, ninguno les va a dar bola a los alumnos.”

Dijo Lee de Arkansas: “Si yo fuera niño, estaría constantemente provocando al robot para que se enoje. Tengo 31 años, y si en mi escuela hubieran tenido uno, sería exactamente lo mismo”

Dijo Wally de Osaka: “¿Un robot en cada casa para el 2015? Japón todavía tiene dinero para imaginar cosas locas como esta. La mitad de la gente en este país no tiene computadora o reproductor de DVD. No veo como puedan tener un robot. Además, no hay espacio, nuestras casas son muy pequeñas.”

Dijo Brad de Australia: “¿Está manejada por Windows - Microsoft? Espero que no mate a nadie cuando el sistema se cuelgue y la pantalla se le quede en azul!!!”

Dijo Sam de New Castle: “¿Por qué nadie parece ser gordo? El mundo está adelgazando! No hay lugar para nosotros”

Dijo Geoff de Camberwell: “Genial, podemos mandar a los chicos molestos con el robot, así los maestros reales no pierden su tiempo con los alumnos que no quieren estudiar. Algunos maestros dejan su profesión por frustración, los robots no se frustran y todos ganamos”

Dijo Jakimaximus de Argentina: “Estamos al horno!!!!”

 

Bien, y ustedes ¿qué dicen?

0 comentarios :